5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

 Dia-mundial-medio-ambiente

Razones y sinrazones

El consumo es el único fin y propósito de toda producción; y el interés del producto debe tenerse en cuenta solo en la medida en que sea necesario para favorecer el del consumidor (…) Pero en el sistema mercantil el interés del consumidor se sacrifica de forma constante al interés del productor: y parece considerarse la producción y no el consumo el fin último y el objeto de toda industria y comercio…” Adam Smith.- La Riqueza de las Naciones, Libro IV, Cap. VIII, 1798; y a más de 200 años esta reflexión la hace suya el presidente estadounidense, Donald Trump, cuando anuncia en rueda de prensa que “…El Acuerdo de París (en el que no cree) debilitaría nuestra economía y los potenciales “obstáculos” que este acuerdo internacional podría suponer para la política económicas domésticas y la soberanía estadounidense…” Así, EEUU abandona este Acuerdo alcanzado en 2015 por 193 países, que establece un calendario de reducción de las emisiones para paliar los efectos del cambio climático en todo el globo.

Y de la Prensa Internacional leemos de Carolina Martín / “El mundo” España:

“Estados Unidos es el segundo mayor emisor del mundo de los gases causantes del efecto invernadero, sólo por detrás de China. El compromiso adquirido por el país norteamericano bajo la presidencia del predecesor de Donald Trump, Barack Obama, era la reducción de sus emisiones antes del año 2025 en entre un 26% y un 28% por debajo de los niveles registrados en el año 2005”. ¿Por qué Trump saca a EEUU del acuerdo? En parte, por electoralismo. El ala llamada ‘globalista’, que lideran el máximo asesor económico del presidente, Gary Cohn -ex número dos del gigante de Wall Street Goldman Sachs- y el secretario de Estado, Rex Tillerson -ex presidente, precisamente, de ExxonMobil- quieren seguir dentro de París. La hija y el yerno de Trump -Ivanka y Jared Jushner, respectivamente- son considerados estos días las personas que tienen en sus manos el fiel de la balanza, informa Pablo Pardo”.

Washington, 2 junio 2017 (Prensa Latina) Por Martha Andrés, parte del artículo. “Para justificar la criticada salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, el presidente Donald Trump expuso una serie de argumentos que medios y especialistas califican hoy de erróneos o falsos”“…La medida provocó una lluvia de rechazos dentro y fuera de Estados Unidos, de líderes y organismos mundiales, celebridades, científicos y ciudadanos en general, los cuales defienden el pacto como la mejor vía de unir a la comunidad internacional en la meta común de enfrentar el fenómeno”. “…Pero los medios alertan que el proceso de salir del pacto no es sencillo, pues el proceso de retirada requiere cuatro años para completarse, lo cual significa que no se concretará totalmente hasta después de las elecciones presidenciales de 2020.

“…Michael Burger, director ejecutivo del Centro Sabin para la Ley de Cambio Climático de la Universidad de Columbia, manifestó al diario USA Today que el presidente está equivocado, pues con la medida anunciada ayer la nación queda más expuesta a procesos legales.

La retirada puede crear una mayor probabilidad de éxito en demandas que desafían la inacción del Gobierno, consideró el experto.

Quizás el principal motivo esgrimido por el ocupante de la Casa Blanca fue el impacto económico de cumplir con lo convenido en París, al estimar que para 2040 el Producto Interno Bruto (PIB) tendría pérdidas por tres mil billones de dólares (millones de millones) y se afectarían 6,5 millones de empleos industriales.

Tales cálculos se basaron en un estudio pagado por dos grupos que se han opuesto desde hace mucho tiempo a la regulación ambiental, los cuales obtienen respaldo financiero de aquellos que se benefician de la quema continua de combustibles fósiles, advirtió la cadena CBS”.

“…Su alocución también tuvo críticas para China y la India, al afirmar que el primero de esos países tendrá 13 años para aumentar sus emisiones de gases de efecto invernadero y que el segundo supedita su participación a recibir miles de millones de dólares en ayuda externa de las naciones desarrolladas”.“…Tales errores, y muchos otros que se le achacan a la intervención del republicano, son vistos como un intento infructuoso por justificar una decisión que tiene demasiados detractores y pocos partidarios”. jcm/mar

Comentarios finales

  • El punto 28 del Acuerdo de París indica que cualquier país que haya ratificado el acuerdo, como es el caso de EEUU, solamente podrá solicitar su salida del mismo, tres años después de su entrada en vigor, esto es, el 4 de noviembre de 2019.

  • “Algunos países industrializados envían sus residuos tóxicos a los países poco desarrollados incluso sin que estos sepan que los reciben…Acaso el verdadero desafío ecológico sea por encima de todo un asunto ético…moral…” de la Revista “Desafío ecológico, industria y desechos”, Número 11, Monterrey Nuevo León, México.

Anuncios

Preparando el Altar de Todos Santos

altar-muertos_dibujo-vf

Para preparar el Altar de Todos Santos

Antes que la mercantilización del “jalogüin” nos alcance.

“Desde medio día del 31 de octubre se inicia el llamado a los angelitos, quemando cohetes para que acudan a disfrutar la ofrenda. El día 1° de noviembre continúa la tirada de cohetes para llamar a las ánimas de los adultos; y para que los espíritus no pierdan el camino y lleguen al lugar a donde se les llama, se ponen pétalos de flor de Cempoalxochitl, (veinte pétalos) símbolo que hace florecer la vida de las almas; el cempasúchil, (ya castellanizado), se riega desde la acera hasta el Altar formando un caminito, asegurando así el encuentro con los de la casa. En la noche del 1° de noviembre se efectúa la velación ante el Altar en espera de las ánimas grandes y la familia se reúne en un acto religioso, rezando algunas oraciones en homenaje a los difuntos, así como entonando algunas alabanzas cristianas, y empieza la fiesta, porque es una fiesta para que vengan a nosotros las ánimas de nuestros seres queridos”. Del libro “Un recorrido por la Huasteca hidalguense” del Profesor Raúl Guerrero Guerrero, publicación del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Colección Divulgación-1990

Adelantemos los preparativos para el XANTOLO, la fiesta de los Santos Todos. Aquí damos una lista de las cosas que debe llevar el “Altar de los fieles difuntos” formada con razones oídas aquí y allá en el Estado de Hidalgo, viejas consejas que nos dan identidad y que merecen recordarse.

 Levantar el Altar preferentemente en tres niveles aunque se habla hasta de siete para quienes más tienen, escalonados al fondo de un arco de flores.

  • .Las flores de cempasuchil que adornan y aroman el camino al arco del Altar por donde pasarán las ánimas benditas, también les ayudará a regresar y al irse, lo harán contentas con nosotros
  • Poner el retrato de quienes recordamos y que sabiendo de nuestro cariño, nos visitará la noche del 2 de noviembre.
  • Una imagen de las Ánimas del Purgatorio para obtener la salida del alma de nuestro difunto por si acaso se encontrara ahí.
  • Una cruz florida de cempasúchil que representa los cuatro puntos cardinales.
  • Una cruz grande de ceniza para que al llegar el ánima hasta el altar, pueda expiar sus culpas que hubieran quedado pendientes.
  • .La cruz pequeña de ceniza se pone por si el ánima que se encontraba en el purgatorio, se le ayuda a continuar su viaje hasta la presencia del Creador.
  • Las velas que iluminan el camino por donde las almas lleguen
  • 4 cirios en cruz, que representan los 4 puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa.
  • .Los cirios, sobre todo si son morados pueden llevar el nombre recordado o cuando menos el candelero lleve ornato morado. Son señal de duelo así como las veladoras que se pongan.
  • Una calavera grande de azúcar en el nivel superior al Padre Eterno.
  • .Las calaveras medianas en el nivel medio, son alusión a la muerte, siempre presente.
  • .Las 3 calaveras chicas en nivel bajo, son dedicadas a la Santísima Trinidad, las calaveras suponen la sustitución reciente de aquellas de amaranto y sangre de las que nos habla la historia.
  • Cenizas de leña que nos recuerdan que “polvo eres y en polvo te convertirás”
  • Un brasero para sahumar copal y sahumerio y que sirve para que su humo, al elevarse al cielo, como alabanza grata a Dios avise que tiene permiso en la tierra esa ánima y también limpie el lugar de malos espíritus y así pueda entrar a la casa sin ningún daño. Se deberá prenderlo antes de poner las comidas.
  • Ocote en rajas para alumbrarse en el camino de regreso y para ayudar a la quema del sahumerio o del copal.
  • .Aguamanil, jabón y un paño se colocan por si el ánima necesita lavarse después del largo viaje.
  • Dice la gente de antes, que no hay que olvidar la sal, que a los vivos nos recuerda la esencia de lo que somos y lo que podemos ser si nos convertimos en estatua de sal por nuestras malas acciones o por otra parte, poner un grano de sal le da esencia y sazón a la vida, como en el bautizo.
  • .El agua en un vaso y en una jarra es para que se moje los labios resecos en el largo viaje desde el más allá. Y es en el vaso, dice la tradición, que es donde se ve si vino a nuestra ofrenda por la poca agua que queda, y porque la comida aunque queda completa se nota desabrida; la Iglesia dice también que simboliza la vida divina de la cual tenemos sed.
  • .El licor, aguardiente de caña de preferencia, es para que recuerde los grandes acontecimientos  agradables tenidos durante su vida y que compartimos.
  • .La comida tiene por objeto deleitar al ánima que nos visita con lo cual seremos gratos a su buena voluntad y más si se pone aquella que se sabe le gustaba al difunto.
  • Las comidas se ponen en el Altar: El desayuno a las 8:00 del día, (pan y chocolate); a las 12:00 las comidas de ofrenda y a las 8 de la noche, pan de muerto y sus huesos, que nos hablan de los que mueren dan vida a los que quedan hoy; tamales y café con algo fuerte, para encontrarle gustito, la recomendación sería, que el pan sea sin levadura y para los angelitos tuviera forma de muñecos con azúcar de colores.
  • Si se conoce de otros gustos también poner, cigarros, cerveza, café, o alguna otra bebida, un pañuelo o paliacate, su sombrero u otras preferencias que le digan que lo conocíamos bien y lo que le gustaba.

Preparémonos a recibir el ánima de nuestros seres queridos, por los caminos de flores y luz que les hemos marcado para que no se pierdan, para llegar al arco de la entrada del altar de nuestras memorias y cariños con los que hemos surtido sus gustos, aquellos que tuvieron en su vida.

Después de estos días, viene la otra fiesta, la del intercambio de afectos y recuerdos, con la familia, los amigos, con los vecinos, al levantamiento de la ofrenda que nos dejaron las ánimas que nos visitaron, y después, como se dice en el México tradicional: “el muerto al cajón y el vivo al fiestón”, o el dicho heredado: “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”

Segundas lecturas a notas de alguna prensa de hoy.

esquela

Por si se quiere dar una segunda lectura a notas de alguna prensa de hoy.

Cuando no había la inmediatez de la información en las redes sociales que dejan fuera la “discrecionalidad” de algunos medios.

“Hoy ya la gente está muy lejos de ser un pasivo receptor de la información en los medios tradicionales. Por el contrario, es altamente selectiva dependiendo en parte de sus características individuales y también en parte de la sociedad en la que viven y su circunstancia. Algunos seleccionan mal y por consiguiente son menos afortunados en alcanzar sus metas de información real, pero hay una gran mayoría que selecciona bien y la información y la propaganda valdrán para el receptor que la use, adaptándola, para hacer lo que de todos modos pensaba hacer, seguir haciendo o ampliar su saber sobre el tema. Si esto es así; es en vano tratar de conseguir cambios en su comportamiento a través de la publicidad dirigida, la propaganda, la desinformación o la información sesgada, hay numerosos ejemplos que evidentemente apoyan este punto”. Introducción de “La Naturaleza de una comunicación eficaz” de W. Philip Davisón, Ediciones Martínez Roca, S.A.:

“Lo que sigue es una muestra de ello. “Había una vez un lugar donde la gente vivía en la santa paz de la provincia, que solo alteraba una que otra correría de algún malhadado, hasta que un día leyeron una noticia en el periodiquito del pueblo donde aparecía la noticia de la muerte de un vecino, de la que familiares y amigos daban cuenta en una esquela.

Aquí la nota: “El día de ayer, ante la presencia de un buen número de vecinos de este lugar, fue llamado al Reino de Dios el Sr. Don Fulano, quien por las actividades que venía logrando era ampliamente conocido por los habitantes y autoridades de la región. Estas últimas le buscaban por considerarlo una gente con la que deberían tener mayor acercamiento.

El deceso se produjo a mitad de la plaza pública cuando se le hundió el piso del estrado donde se encontraba, lo que hizo que así ocurriera el fatal desenlace de manera inmediata.

La esquela: Sus deudos, compañeros de trabajo, y particularmente quienes conocieron de cerca sus actividades, tengan una pronta resignación. Descanse en paz”.

Abajo con letras pequeñitas decía: “Inserción pagada por familiares y amigos con la anuencia de este periódico, mismo que no se hace responsable de lo que aquí se menciona y publica, por convenir así a sus propios intereses. La Redacción”.

Cuando las gentes de este pueblo se asoman a este periódico, las risas y el chismorreo corre de los portales a la plaza y de esta a los mercados, y crecen de tal modo los comentarios que fueron a dar hasta fuera del pueblo.

¿Por qué los “taches”, críticas y sorna sobre la publicación de este periódico de provincia?, la razón era porque el Sr. Don Fulano ¡SI! fue ampliamente conocido en la región pero por borracho mitotero y ladrón, su apodo “El Robavacas”, quien con un grupo de “amigos” como él, eran el azote de aquel pueblo. En una de sus andanzas, por “quítame estas pajas” asesinó a un distinguido parroquiano en el antro en el que convivían. Huyó, lo persiguieron fue aprehendido y ejecutado en la horca en plena plaza pública ante la presencia de deudos del victimado y vecinos convocados por un bando de policía y buen gobierno “Como un acto de escarmiento para quienes quisieran seguir estas malas conductas”. Y así fue, se levantó el patíbulo y a la hora convenida se quitó la tarima del piso para quedar suspendido por el lazo mortal.

¿La nota de prensa mentía? ¡NO!, dijo lo que sucedió, solo que, con verdades a medias.

1.- Si “era ampliamente conocido”, pero por ladrón y lioso.

2.- Si “estaba en un acto público”: su ahorcamiento.

3.- Si, “su muerte fue presenciada por los vecinos” convocados por el Bando.

4.- Si “las autoridades le buscaban para acercársele”, pero para encarcelarlo.

5.- Si “sobrevino su muerte al hundírsele el piso del estrado donde se encontraba”, pero del cadalso construido a exprofeso.

6.- Quienes pagaron la nota y la esquela “si fueron sus familiares  compinches y amigos”. Y de esto sabía tanto la redacción del periódico que prefirió los ingresos de la inserción pagada  que a la verdad de una nota informativa, como lo asentó al pie de la publicación de la nota”.

“Vaya pues esta historia que se las cuento como me la contaron, para ilustrar el párrafo de la introducción que obliga a seleccionar lo que se lee en algunos medios que anteponen a la “reporteada” y a la verdad en la información los ingresos por boletines de prensa y/o inserciones de… una esquela, sin pensar que así, están “formando” su propia esquela”.

 

¡Navidad y Año Nuevo!

Navidad y año nuevo

“Un capítulo dedicado a la Navidad y al Año Nuevo del Libro “Lecturas Populares” de Esperanza Velázquez Bringas, diciembre de 1921

Por los años veintes, con una educación sin recursos, pero con una gran visión formadora, los libros de texto incluían temas de reflexión, y de uno de ellos hoy leemos de la última lección del Libro para las escuelas primarias “Lecturas Populares” de Esperanza Velázquez Bringas. (Diciembre de 1921) un capítulo dedicado a la Navidad y al Año Nuevo:

“Temporada de festejos, de regalos y de veladas íntimas y familiares en la casa patriarcal, arrulladas por la voz augusta de la abuela. Recuerdo aquellos tiempos de mi niñez, cuando las posadas y el Año Nuevo eran para mí, uno de los mayores gozos, cuando estas festividades sólo se traducían en el alboroto proporcionado por las cajas de bombones, por los premios que recibía en la escuela y por las piñatas que habíamos de romper.

Después, la incipiente juventud que principiaba a conocer las delicias de los bailes de “posadas”. Ya no era solamente el interés del juguete ni la piñata lo que me llevaba. Ya había el interés de la vida.

Y a las narraciones de mi abuela y a los juegos con mis amiguitas, prefería la compañía de las personas mayores.

A las estampas de los libros de cuentos, sucedían las novelas francesas que mi ingenuidad de entonces veía como una flor de pecado, y que iba a leer a hurtadillas, tendida en la hamaca, entre los árboles del solar.

Pasaba la Noche Buena llena de alegría y de aguinaldos y llegaba el Año Nuevo, con su cortejo de proyectos, de incertidumbre ¿cómo sería el siguiente año? ¿Qué sorpresas me daría?

Para mí, las doce campanadas eran como un rito solemne. Me embargaba siempre un sentimiento mezcla de júbilo y terror.

Más vino la época en que la vida me entregó todos sus dones. A mis labios abrasados por la sed de emociones, llegó la: copa del placer y del dolor. Cada año que finalizaba, yo repetía la frase: “¿qué me ofrendará el Año Nuevo?”

A las doce de la noche del Año Nuevo, yo acariciaba multitud de esperanzas que muchas veces no se realizaron en el año que empezaba Me trazaba postulados que no desarrollé y lineamientos que no seguí.

Y acaso, porque entonces no supe de los cuatro principios de la Esfinge, ésta permaneció muda para mí y mis ilusiones se derrumbaron a veces, obligándome a ir por otra senda.

Yo no había llegado a la realización de que el concepto de tiempo no influye en el desarrollo de la vida humana, como factor de un destino. Un año más o menos no significa nada para las leyes universales que siguen su curso inexorable.

Todo está en nosotros mismos. Nada debemos esperar de fuera.

¿Por qué, pedirle al año que va a empezar, muchas de aquellas cosas que sólo hemos deseado, cuando ni siquiera hemos puesto quizás los medios para conseguirlas?

El Año Nuevo será como todos los otros y como cada uno lo haga para sí. A pesar de todos nuestros planes, el tiempo seguirá lo mismo.

Ahora que la vida me ha dicho el hondo mensaje que no se encuentra solo en las formas exteriores, espero el Año Nuevo ya sin confiarme al azar. Sé bien que quien busca halla; pero que esta exégesis hay que hacerla dentro de nosotros mismos. La suerte y los principales acontecimientos de la existencia, son producto de nuestras acciones. Y el peregrino que ha oído la voz del Bhagavad, sabe que todo viene del interior al exterior.

 

El Año Nuevo se acerca. Abuela: estamos lejos de la casa familiar de pilares majestuosos, patio enlosado y solar con árboles frutales. Ya no me entretienes con los cuentos de Hadas, Reyes y Princesas; pero la emoción del recuerdo de aquellos días hace más dulce la visión de la infancia. Hoy, que me es difícil creer te agradezco el haber tendido sobre mi imaginación de niña toda la taumaturgia de los fantásticos relatos. En aquel comedor de cristales de colores que hacían mi encanto en las tardes de sol y que en las noches se iluminaban débilmente por la luna, yo escuché narraciones de quienes traían juguetes para los niños buenos; de gnomos que se encargaban de castigar a la gente perversa y de Reyes Magos, que pasado el Año Nuevo, habían de colocar algún maravilloso presente en la ventana de todas las casas donde hubiera un niño Aquellos bellos cuentos despertaron también mis aficiones literarias.

Por eso la pintoresca temporada de Navidad y Año Nuevo, me es amable. La llegada del Año Nuevo no me inquieta ya, y sí me trae una de las mejores memoraciones: la de mi alma infantil, olorosa a sencillez y a provincia”.

 

Operación Nuevo Mundo

Cristobal Colon 2
La historia oculta de Cristóbal Colón

Aunque muchas de las grandes historias tienen su versión oficial, eso no impide que otros relatos las acompañen en las sombras. Y una de las grandes historias de la civilización es la del descubrimiento de América.

En contra de lo que nos contaron en el colegio, los detalles de la vida de Colón no están bien documentados, y nos han llegado muy pocos datos históricos. Podríamos decir que hoy en día el retrato tradicional de Colón como hijo de un tejedor italiano que creía que el mundo era redondo, convenció a la reina de España para que financiase una expedición y descubrir América después de miles de años de aislamiento, es justo lo que nos enseñaron en el colegio, pero….

Preguntas en el libro “Operación Nuevo Mundo”, (La misión secreta de Cristóbal Colón) La vela de la esperanza. De Simón Wiesentha Ayma S.A. Editora, Barcelona, 19761:
“La misión secreta de Cristóbal Colón ¿Acaso Colón partió de España, como Moisés de Egipto en busca de la tierra prometida para una legión de judíos errantes?.
Los testimonios documentales reunidos podrían hacernos cambiar muchas de nuestras ideas acerca de la identidad de Colón, de la política religiosa y colonizadora de los Reyes Católicos y de las circunstancias que rodearon la expulsión de los judíos de España.
Los patrocinadores de la gran aventura eran en su mayoría judíos practicantes o conversos al cristianismo. Dos de ellos Abraham Senior e Isaac Abralanel, intercedieron ante los Reyes Católicos, sobre los que tenían influencia, para pedirles que apoyaran el proyecto de Colón.
(Aquí otras preguntas sin respuesta): ¿Colón era de origen catalán, genovés o mallorquín?¿Por qué sus familias ocultaban sus antecedentes nacionales y religiosos?¿Por qué tenía Colón tantos conocimientos de historia judaica?¿Por qué encabezaba sus escritos con una inscripción hebrea?¿Por qué el Vaticano no Canonizó a quien había abierto nuevos horizontes para la empresa evangelizadora?¿Por qué Cristóbal Colón zarpó el viernes tres de agosto de 1492, a unas horas antes de expirar el plazo para no quedara ningún judío en España?”

En este libro Wiesenthal explica que los judíos veían con esperanza el descubrimiento de unas tierras donde podrían estar algunas de las Tribus de Israel, ya que tenían noticias de relatos de marineros y mercaderes en los puertos, quienes contaban que en Oriente vivían hebreos que no sólo eran libres, sino que incluso pertenecían a las clases privilegiadas o regían territorios. También expone la hipótesis de que Colón fuera judío, sustentada en su comportamiento, coincidente con el de muchos judíos conversos que hacían lo posible para ocultar su origen.

Lo anterior es la parte histórica en la que se debe ahondar, pero para cualquiera que haya estudiado en el colegio, como citamos, los logros de Colón, y la respuesta a todas las preguntas anteriores haría claramente negativa la imagen que por años nos dieron los libros de texto; pero quizá el auténtico Cristóbal Colón fuese una persona completamente distinta.

En el libro de “Colón, a los ojos de Beatriz”, de Pedro Piqueras Gómez, MR Ediciones, leemos:
“Durante los últimos días de su vida, Beatriz Enríquez de Arana, la hermosa amante e inteligente joven y sensual mujer, ante cuyos encantos, sucumbió el hombre más tenaz de todos los tiempos.
Ella recordará en el lecho de muerte su vida junto al Almirante. Con apenas veinte años, Beatriz conoció a un Colón ya viudo con un hijo de su anterior matrimonio y deseoso de ganar fama y prestigio ante los Reyes Católicos, con su proyecto de explorar una nueva ruta occidental hacia las indias.

De ese ardoroso y breve idilio nacería Hernando, segundo hijo del Almirante.
Sumida en la agonía y el dolor que le provocó la distancia y el olvido de su hijo Hernando criado en la corte por deseo expreso de su padre; la soledad de verse abandonada por el hombre al que entregó y la penuria económica que le tocó vivir hasta su fallecimiento, así, a través de los ojos Beatriz se narra la historia oculta de un Colón desconocido; desvela los misterios de su personalidad, las intrigas y manipulaciones a las que recurrió para alcanzar los pormenores de sus diferentes viajes y un retrato certero y fiel de una apasionada y trágica historia de amor.
Beatriz recibe carta de Colón y escribe:<Carta bien breve, con petición de excusas y ni una sola muestra de afecto hacia mí. Creo que se aclara mi papel. Los murmuradores tendrán razón al final y Cristóbal, el navegante, me habrá convertido en su ramera abandonada…, merece el fuego del infierno este hereje egoísta, este embustero, que siempre obró para sí y que jugó con quien le dio su amor y que ahora, desesperada, ve como él se aleja quizá en otros brazos más nobles, pero menos dulces, menos tiernos para consigo, que los míos>

*Un discurso del Senador Doctor Belisario Domínguez

Belisario Dominguez

En el Aniversario de su asesinato, 7 de octubre de 1913.

“… El Presidente del Senado Mauro S. Huerta -tal vez también pariente del propio usurpador Huerta- se enteró del discurso de Belisario Domínguez llevado a la Cámara el 23 de septiembre de 1913, y con el pretexto de que solo contenía acusaciones sin ninguna proposición concreta a la que pudiera dársele trámite reglamentario alguno, lo retiró de la orden del día”.

“Días más tarde y previendo ya el atentado de que fue víctima, el doctor Domínguez confió su segundo discurso a su compañero de Cámara don Salvador Gómez, con la súplica de que si él no podía hacerlo por cualquier circunstancia, le diera lectura…” Sus vehementes palabras del lunes 29 de septiembre, analizando con estrujante realidad la situación política del país, fueron estas:

“… Don Victoriano Huerta cree que él es el único hombre capaz de gobernar a México y de remediar todos sus males: ve ejércitos imaginarios, ve un ejército de noventa y cuatro mil hombres bajo sus órdenes, y fenómeno curioso, que sería risible si no fuera excesivamente alarmante: el pueblo y aun algunos miembros de las Cámaras están desempeñando el papel de Sancho, contagiándose con la locura de Don Quijote, ven en don Victoriano Huerta un guerrero de más empuje que Alejandro el Grande, y ven en los soldaditos de once años de la Escuela Preparatoria, veteranos más aguerridos que los de Julio César o que los de Napoleón,

“… ¿No veis, señores, cuán obscura se presenta actualmente la situación del país y cuán tenebroso parece el porvenir?…”.

“… Ahora bien, si don Victoriano Huerta, desequilibrado, está poniendo en inminente peligro a la patria, ¿no os toca a vosotros que estáis cuerdos, señores senadores, poner un remedio a la situación? Este remedio es el siguiente: Concededme la honra de ir comisionado por esta augusta asamblea a pedir a don Victoriano Huerta que firme su renuncia de Presidente de la República”.

“Creo que el éxito es muy posible: he aquí mi plan:

“Me presentaré a don Victoriano Huerta con la solicitud firmada por todos los senadores aquí presentes, y además con un ejemplar de este discurso y otro del que tuve la honra de presentar al señor Presidente del Senado en la sesión del 23 de septiembre”.

“Al leer esos documentos, lo más probable es que llegado a la mitad de la lectura, don Victoriano Huerta pierda la paciencia, sea acometido de un arrebato de ira y me mate”.

“En ese caso, nuestro triunfo es seguro, porque los papeles quedarán allí y después de haberme matado, no podrá don Victoriano resistir la curiosidad, seguirá leyendo y cuando acabe de leer, horrorizado de su crimen, se matará él también y la patria se salvará”.

“Puede ser que don Victoriano Huerta sea bastante dueño de si mismo, que tenga bastante paciencia para oír la lectura hasta el fin, y que al concluir se ría de mi simpleza de creer que un hombre de su temple pueda ablandarse con mis palabras y entonces me matará o hará de mi lo que más le cuadre. En ese caso la Representación Nacional sabrá a su vez lo que deba hacer”.

“Por último, puede darse este caso, que seria de todos el mejor, que don Victoriano Huerta tenga un momento de lucidez, que comprenda la situación tal como se presenta y que firme su renuncia. Entonces al recibirla le diré: Señor general don Victoriano Huerta, este acto rehabilita a usted de todas sus faltas…”, “Con este hecho, señores senadores, también el pueblo mexicano con su magnanimidad, quedará rehabilitado ante el mundo, ante la historia y ante Dios, de todas sus locuras: y la paz, el orden y la prosperidad volverán a reinar en la patria mexicana”.

“Espero, señores senadores, que no diréis que dejáis de ocuparos hoy mismo de este asunto por no ser el que se está tratando. Si tal cosa me dijerais, yo os respondería, señores senadores, que en estos críticos momentos la salvación de la patria debe ser nuestra idea fija, nuestra constante preocupación, y cuando algún medio parezca aceptable para conseguirla, no debe perderse la ocasión, hay que ponerlo en práctica inmediatamente”.

“Os ruego pues, señores senadores, que os declaréis en sesión permanente y que no os separéis de este recinto antes de poner en mis manos el pliego que debo entregar personalmente a don Victoriano Huerta”.

El asesinato de don Belisario Domínguez quedó debidamente esclarecido casi un año después, el 11 de agosto de 1914. José Hernández, alias “El Matarratas”, Gilberto Márquez e Ismael Gómez, temibles agentes de la policía reservada que se encontraban presos en la Cárcel de Belén, confesaron su participación en el nefando crimen…”, “…victimara en las cercanías de Coyoacán. Después de asesinarlo, allí mismo procedieron a desvestirlo. Lo dejaron en paños menores, v luego trasladaron el cadáver al sitio escogido para enterrarlo, tarea de la que principalmente se ocupó el gendarme de Coyoacán a quIen Quiroz le dio de propina los únicos quince pesos que el senador traía en sus bolsillos…”

*Parte del discurso y comentario, publicados en el libro “Belisario Domínguez, el Legislador sin miedo”, del Lic. Carlos Román Celis, con Prólogo de Andrés Henestrosa, Publicaciones Mañana- 1963.

Del “El día de la Abuela y el Abuelo”

vejez_leonardo
Pasando “El día de la Abuela y el Abuelo”

“Decid, ¿Cómo tan presto, gloria tanta, vuestra noble República ha perdido?
-Porque la gobernaban neciamente oradores muy tiernos y sin juicio”.
Año 44 antes de Cristo y ya se tenían estas reflexiones como razón en “Diálogos de la vejez y de la amistad” de Marco Tulio Cicerón.

El 28 de agosto fue el día de la abuela y el abuelo, esta celebración tiene sus antecedentes en la época prehispánica en donde la vejez era considerada como “veneración hacia la experiencia acumulada en la vida y sensatez en las conductas” y es en 1934, durante el interinato Presidencial de Abelardo L. Rodríguez cuando se crea, por decreto, “El día del abuelo”. Esto nos lleva a dos textos con espacio de 2500 años; uno de Marco Tulio Cicerón 44 a.c. “Diálogos de la vejez y de la amistad” y una carta que escribe Francesco Tonucci (Frato) a su nieto, en su libro “Con ojos de Abuelo” 2011:

De “La carta de Frato” del libro “Con ojos de Abuelo”: “…va a nacer un niño y aquí estaremos esperándolo. De ser necesario, nos ocuparemos de él. No os preocupéis, no estaréis solos los abuelos estamos. Pero no hizo falta nada; se ocuparon de ti y te educaron como unos buenos padres, sin vivir juntos, como te habría gustado, pero sin obligarte a soportar los conflictos y los chantajes propios de la separación”.

“Nuestra historia como abuelo y nieto ya es larga. La más hermosa, ésa en la que el abuelo hace de abuelo y el nieto de nieto, probablemente ya se ha acabado. Ahora somos dos adultos que se quieren, que intercambian opiniones. Opiniones casi siempre diferentes porque nos separan varias generaciones. Tú llevas un piercing en la lengua y un tatuaje en la nuca. Vistes pantalones por debajo del culo para que se te vean los calzoncillos. Crees que no vale la pena ir bien en los estudios. Sería astuto por tu parte pasar por los pelos, pero por lo general ni a eso has llegado. Lo que valoro de ti es la franqueza con que afirmas estas cosas: la escuela no te gusta, y si pudieras, no irías. Es verdad, la escuela no ha hecho nada para ganarte, para ponerse de tu parte, para conseguir que algo te apasione. -Tengo que ir y voy -me dijiste en una ocasión-, pero no creáis o esperéis que lo haga por gusto o con ganas-“.

“Vas para cumplir con una obligación, con el mínimo esfuerzo. Tampoco yo iba por gusto, pero no lo decía, es más, probablemente ni lo pensaba. No era lo normal. Nosotros tratábamos de ir bien en los estudios, aunque no nos gustaran, por un sentido del deber, del sacrificio; porque era lo que los padres y la sociedad esperaban de nosotros. Por aquel entonces, hace sesenta años, nos lo creíamos. Sin embargo, lo que yo quería recordar contigo en esta carta que abre este libro -que debía estar dedicado sólo a ti y que, por un retraso editorial, está dedicado también a Nina, que entretanto ha tenido tiempo de llegar- es nuestra relación de abuelo y nieto a través de algunas de las experiencias que hemos compartido y que los dos recordamos con placer y curiosidad. Con frecuencia son experiencias que no viví con mis hijos, con tu padre y tus tíos, en parte porque entonces no entendía mucho a los niños y en parte porque, cuando se tienen hijos pequeños, queda poco tiempo y el trabajo cuenta mucho, cuenta demasiado…”.

Y de Marco Tulio Cicerón leemos: “Diálogos de la vejez y de la amistad” año 44 antes de Cristo, Ediciones S.E.P. 1945, Biblioteca Enciclopédica Popular:
“No hay fuerzas en la vejez; ni tampoco ella las pide ni las desea para nada. De forma que por las leyes e institutos está exenta nuestra edad de aquellos empleos que no se pueden ejercer sin fuerzas; y así, no solamente no estamos obligados a lo que no podemos, sino aun a lo que podemos. ¿Pues qué maravilla es, que los viejos sean alguna vez débiles y enfermos, cuando ni los mozos se pueden escapar de ellos?

Mas no solamente se han de prevenir socorros para el cuerpo, sino también, y mucho más para el entendimiento y el espíritu; porque hasta esas cosas se acaban con la vejez, como se apaga una lámpara si no se le echa aceite. Más los cuerpos se deterioran con el cansancio y el trabajo; pero los ánimos al revés cultivándolos, adquieren nuevo vigor. Así que es respetable la vejez si se defiende a sí misma, si mantiene su autoridad, si se gobierna con una total independencia y si mantiene predominio en los suyos hasta el último aliento de la vida. Pues así como alabo a un joven que tiene algo de viejo, así también me agrada el viejo en quien hay algunas cosas de mozo; y el que sea de esa naturaleza podrá ser viejo en el cuerpo, pero en el ánimo no lo será jamás. Porque el que vive en estudios y trabajos, no siente cuando le llega la vejez. Así poco a poco y sin sentir se va la edad envejeciendo y no se quiebra de repente, sino que a fuerza del mucho vivir se acaba”.