Segundas lecturas a notas de alguna prensa de hoy.

esquela

Por si se quiere dar una segunda lectura a notas de alguna prensa de hoy.

Cuando no había la inmediatez de la información en las redes sociales que dejan fuera la “discrecionalidad” de algunos medios.

“Hoy ya la gente está muy lejos de ser un pasivo receptor de la información en los medios tradicionales. Por el contrario, es altamente selectiva dependiendo en parte de sus características individuales y también en parte de la sociedad en la que viven y su circunstancia. Algunos seleccionan mal y por consiguiente son menos afortunados en alcanzar sus metas de información real, pero hay una gran mayoría que selecciona bien y la información y la propaganda valdrán para el receptor que la use, adaptándola, para hacer lo que de todos modos pensaba hacer, seguir haciendo o ampliar su saber sobre el tema. Si esto es así; es en vano tratar de conseguir cambios en su comportamiento a través de la publicidad dirigida, la propaganda, la desinformación o la información sesgada, hay numerosos ejemplos que evidentemente apoyan este punto”. Introducción de “La Naturaleza de una comunicación eficaz” de W. Philip Davisón, Ediciones Martínez Roca, S.A.:

“Lo que sigue es una muestra de ello. “Había una vez un lugar donde la gente vivía en la santa paz de la provincia, que solo alteraba una que otra correría de algún malhadado, hasta que un día leyeron una noticia en el periodiquito del pueblo donde aparecía la noticia de la muerte de un vecino, de la que familiares y amigos daban cuenta en una esquela.

Aquí la nota: “El día de ayer, ante la presencia de un buen número de vecinos de este lugar, fue llamado al Reino de Dios el Sr. Don Fulano, quien por las actividades que venía logrando era ampliamente conocido por los habitantes y autoridades de la región. Estas últimas le buscaban por considerarlo una gente con la que deberían tener mayor acercamiento.

El deceso se produjo a mitad de la plaza pública cuando se le hundió el piso del estrado donde se encontraba, lo que hizo que así ocurriera el fatal desenlace de manera inmediata.

La esquela: Sus deudos, compañeros de trabajo, y particularmente quienes conocieron de cerca sus actividades, tengan una pronta resignación. Descanse en paz”.

Abajo con letras pequeñitas decía: “Inserción pagada por familiares y amigos con la anuencia de este periódico, mismo que no se hace responsable de lo que aquí se menciona y publica, por convenir así a sus propios intereses. La Redacción”.

Cuando las gentes de este pueblo se asoman a este periódico, las risas y el chismorreo corre de los portales a la plaza y de esta a los mercados, y crecen de tal modo los comentarios que fueron a dar hasta fuera del pueblo.

¿Por qué los “taches”, críticas y sorna sobre la publicación de este periódico de provincia?, la razón era porque el Sr. Don Fulano ¡SI! fue ampliamente conocido en la región pero por borracho mitotero y ladrón, su apodo “El Robavacas”, quien con un grupo de “amigos” como él, eran el azote de aquel pueblo. En una de sus andanzas, por “quítame estas pajas” asesinó a un distinguido parroquiano en el antro en el que convivían. Huyó, lo persiguieron fue aprehendido y ejecutado en la horca en plena plaza pública ante la presencia de deudos del victimado y vecinos convocados por un bando de policía y buen gobierno “Como un acto de escarmiento para quienes quisieran seguir estas malas conductas”. Y así fue, se levantó el patíbulo y a la hora convenida se quitó la tarima del piso para quedar suspendido por el lazo mortal.

¿La nota de prensa mentía? ¡NO!, dijo lo que sucedió, solo que, con verdades a medias.

1.- Si “era ampliamente conocido”, pero por ladrón y lioso.

2.- Si “estaba en un acto público”: su ahorcamiento.

3.- Si, “su muerte fue presenciada por los vecinos” convocados por el Bando.

4.- Si “las autoridades le buscaban para acercársele”, pero para encarcelarlo.

5.- Si “sobrevino su muerte al hundírsele el piso del estrado donde se encontraba”, pero del cadalso construido a exprofeso.

6.- Quienes pagaron la nota y la esquela “si fueron sus familiares  compinches y amigos”. Y de esto sabía tanto la redacción del periódico que prefirió los ingresos de la inserción pagada  que a la verdad de una nota informativa, como lo asentó al pie de la publicación de la nota”.

“Vaya pues esta historia que se las cuento como me la contaron, para ilustrar el párrafo de la introducción que obliga a seleccionar lo que se lee en algunos medios que anteponen a la “reporteada” y a la verdad en la información los ingresos por boletines de prensa y/o inserciones de… una esquela, sin pensar que así, están “formando” su propia esquela”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s