“Presencia y movilización en las redes sociales”

redes-sociales

Hoy que las redes sociales se han adueñado del espacio que otrora, medios tradicionales nos aportaban información en un solo sentido, el receptor es también el emisor y sus opiniones trascienden e inciden en la vida pública de tal manera que están siendo factores de cambio.

 Como ejemplo de este cambio encontramos, en notas de agencias de prensa internacionales, que en los últimos años Colombia ha registrado un crecimiento exponencial en cuanto a la cantidad de usuarios que se encuentran registrados en las redes sociales. Redes como Facebook y Twitter son las que gozan de mayor popularidad entre los colombianos, a tal punto que en Facebook, Colombia ocupa el lugar número 14 a nivel mundial con más de 15 millones de usuarios, mientras que Bogotá es la novena ciudad del mundo con una cifra cercana a los 6.5 millones. En el caso de Twitter, la industria estima que cerca de 6 millones de colombianos usan el popular servicio que se ha convertido en el canal predilecto por medios de comunicación, en campañas políticas, denuncias, eventos, personajes de Gobierno y presencia de la sociedad civil entre otros. En buena medida estas redes sociales han sido el factor del cambio.

La razón de este comentario la encontramos en el libro “La comunicación y la movilización social en la construcción de bienes públicos” de José Bernardo Toro A. y .Martha C. Rodríguez G. publicado en Bogotá Colombia, que nos habla del porqué allá se han realizado una serie de cambios de tal tamaño comentados en redes sociales:

“Una movilización social, dice, ocurre cuando se logra afectar la vida cotidiana de la sociedad. “Colectivizar una propuesta de cambio es una de las mayores dificultades que tienen que resolver los políticos, los administradores públicos y los líderes. Aunque exista el conocimiento, la capacidad institucional y los recursos para hacer una reforma o introducir una innovación o un cambio social, sólo es posible hacer cambios en la sociedad a través de la convocación de la voluntad de los actores implicados; es decir, de las personas que puedan convertir en acciones y decisiones cotidianas los procesos y logros que requiere una reforma, innovación, proyecto, programa u obra (y en esto juegan un importante papel las redes sociales); pero no es suficiente que una reforma, innovación, proyecto o programa, esté bien diseñado y financiado. Es necesario, además, que sea bien comunicado, que movilice voluntades y deseos”.

“El secreto (la clave) para lograr una movilización exitosa es poder identificar el conjunto de <re-editores> que pueden movilizar y comprometer a las personas que se requieren para lograr los propósitos establecidos de movilización.

La movilización participada a nivel macro, no requiere que las personas estén físicamente juntas o se conozcan. Lo que se requiere es conocer y compartir el significado y la interpretación, es decir, poder tener certeza colectiva. Si cada uno de los actores involucrados en un propósito tiene la certeza de que muchas otras personas están haciendo lo mismo que él y buscando los mismos propósitos, el proceso se ha colectivizado.

¿Cómo se estructura una Movilización?

Primero: Formular un horizonte atractivo y deseable. Formular un “imaginario”. Un “imaginario” es una representación deseable y posible del futuro que queremos construir…”, “…no es suficiente que una reforma, programa o proyecto tenga objetivos y metas técnicamente formulados; es necesario reformular esos objetivos y metas en formas, lenguaje y símbolos que despierten la pasión y el deseo, es decir, convertirlos en imaginarios”.

Segundo: Cuando se formula o se propone un horizonte de cambio atractivo (un imaginario), muchas personas están dispuestas a participar en el propósito del cambio si se les resuelve la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo participar yo, en lo que hago todos los días?, es decir, ¿qué tengo que entender (comprensiones), qué debo hacer (actuaciones), con qué puedo actuar y/o participar (instrumentos) y qué decisiones debo tomar?

Tercero: Colectivizar la acción. La colectivización significa poder tener certeza colectiva: saber que lo que yo hago y decido, en mi campo de acción y trabajo, está siendo hecho y decidido por muchos otros, por las mismas razones y sentidos. Esto es lo que le da estabilidad a la movilización y puede convertirla en un proceso de cambio.

La colectivización requiere convocatoria.

La convocación a un imaginario social es el primer paso hacia la creación de un interés colectivo; hacia la creación de certezas compartidas. (Aquí de nuevo la importancia de las redes sociales). Por ser toda movilización una convocación de voluntades, la comunicación que le es propia debe ser de la misma naturaleza. La convocatoria debe surgir de la naturaleza y forma del imaginario y de los propósitos que propone la comunicación y no solo de la presencia en otros medios que por voluntad unilateral se proyecta…”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s